Desastres de la aviación comercial

Líder en los litigios relacionados con la aviación

Somos el mayor bufete especializado, representante de demandantes en los Estados Unidos, con una reputación mundial en el procesamiento exitoso de casos relacionados con la aviación.

Durante casi medio siglo, hemos representado a querellantes en casi todos los desastres aéreos de importancia y en numerosos otros relacionados con accidentes tanto de la aviación general como de la militar.

El trabajo del bufete ha sido relevante en la promoción de la seguridad de la aviación, y hemos ganado fallos que formaron jurisprudencia, asegurando reparaciones sin precedentes para nuestros clientes afectados.

Un líder en el campo de la representación legal ante tribunales

Los abogados de Kreindler & Kreindler LLP han dirigido el trabajo procesal en casos que han producido algunos de los más importantes veredictos a favor de los querellantes en la historia del derecho aeronáutico. Estos incluyen el caso del vuelo 103 de Pan Am, ocurrido en Lockerbie, y el derribamiento del vuelo 007 de Korean Air Lines. Miembros del bufete han sido designados por tribunales de alrededor del país para dirigir comités en representación de demandantes afectados por numerosos desastres.

Desde el momento en que somos contratados, nos preparamos para todos los elementos de la causa. A pesar de que muchos casos llegan a la transacción extrajudicial, las mejores transacciones se logran sólo a través de una preparación minuciosa para los juicios.

La firma ha sido pionera de varias técnicas para la presentación de evidencia ante los tribunales. A menudo, utilizamos dramatizaciones de juicios, para preparar la causa y medir los sentimientos potenciales de los jurados.

El primer caso legal relacionado con la aviación

El primer caso importante relacionado con la aviación y atendido por Kreindler & Kreindler LLP estableció el tono y estilo de los muchos otros que le siguieron. La firma fue contratada por las familias de varios pasajeros víctimas en el accidente de un DC-6 de National Airlines, en 1952, cerca de Newark, New Jersey. Se sabía que la hélice número tres del avión entró súbitamente en reversa, aunque la causa del fenómeno permanecía siendo un total misterio para los investigadores oficiales. La ley requería pruebas de negligencia para lograr cualquier reparación y, en ese momento, muchos casos de accidentes aéreos se perdían por falta de evidencia.

Lee Kreindler abandonó temporalmente su bufete y se puso a estudiar el sistema de hélices, propulsión y motor de este tipo de aparato. Se leyó todos los manuales y tratados relacionados con hélices, que pudo encontrar. Se fue a trabajar durante varias semanas a un taller de reparaciones de hélices. Llevó a cabo numerosas deposiciones, y escudri ó los registros de mantenimiento del avión. Como resultado, Lee descubrió que la hélice había estado goteando aceite antes del accidente. Armado con esta información, condujo experimentos que demostraron que dicho goteo evidenciaba un problema eléctrico, que fue lo que causó que la hélice inesperadamente entrara en reversa.

Poco antes del juicio, la aerolínea demandada acordó una transacción que incluyó da os punitivos además de da os compensatorios, que resultó ser la mayor reparación hasta esa fecha por un accidente de aviación.

Un profundo conocimiento de las leyes

El procesamiento efectivo de los casos relacionados con accidentes de aéreos requieren un conocimiento a fondo y el análisis de muchas diversas áreas de derecho.

Estas incluyen:

  • El cuerpo y reglamentos de la ley Federal Aviation Act, en la que se establecen los estándares mínimos de conducta para los pilotos, las operaciones de vuelo, y la fabricación de aeronaves.
  • Los tratados internacionales, incluyendo la Convención de Varsovia, y acuerdos relacionados, que rigen la responsabilidad civil de las aerolíneas en los vuelos internacionales.
  • La ley Federal Tort Claims Act, que rige los casos en contra del gobierno federal de negligencia de los controladores del tráfico aéreo y otros.
  • La ley Foreign Sovereign Immunities Act, que rige las demandas en contra de gobiernos, aerolíneas y fabricantes de equipos extranjeros.
  • Reglamentos estatales y federales para la selección de las leyes aplicables.
  • Las leyes de responsabilidad civil por los productos, que establecen la responsabilidad de los fabricantes de construir aviones y componentes seguros.
  • Las normas estatales y federales de compensación de da os y perjuicios relacionados con lesiones personales y muerte culpable.
  • Las medidas estatales y federales relacionadas con la reforma de la culpabilidad ("tort reform"), que pudieran imponer limitaciones a la compensación.
  • Los procedimientos estatales y federales en cuanto a jurisdicción.
  • La defensa de los contratistas militares, que ampara a los fabricantes en casos de responsabilidad civil.
  • La ley de compensación por accidentes en el trabajo, la cual limita la responsabilidad civil de los patronos.
  • La ley Freedom of Information Act, que permite la inspección de documentos oficiales.
  • Los contratos de seguro, los cuales ordinariamente suministran los fondos destinados a la compensación.

Ejemplos de nuestro trabajo

Desastres de la aviación comercial

El bufete ha manejado exitosamente miles de casos relacionados con desastres de la aviación comercial, incluyendo acciones contra prácticamente todas las mayores aerolíneas nacionales e internacionales, los más grandes fabricantes de aviones, como Boeing y Airbus, así como de componentes e instrumentos utilizados en los aviones de propulsión a chorro comerciales. En muchos casos, somos contratados por un gran número de familias. En tales casos, asignamos socios adicionales, asociados y empleados para que cada cliente reciba una atención individual.

La siguiente es una lista parcial de los mayores desastres aéreos en los que Kreindler & Kreindler LLP ha representado a pasajeros y familiares.

  • Tam Airlines vuelo 3054, Sao Paulo, Brazil, 2007
  • Garauda Indonesia vuelo 200, Indonesia, 2007
  • Gol Airlines vuelo 1907, Brazil, 2006
  • Comair vuelo 5191, Lexington, Kentucky, 2006
  • Alaska Airlines vuelo 536, California, 2005
  • American Connection BA-Jetstream 32, vuelo 5966, Kirksville, Missouri, 2004
  • US Airways BE-1900, vuelo 5481, Charlotte, North Carolina, 2003
  • American Airlines A-300, vuelo 587, Queens, New York, 2001
  • Singapore Airlines B-747, vuelo 006, Taipei, Taiwan, 2000
  • Alaska Airlines MD-80, vuelo 261, cerca de Point Mugu, California, 2000
  • Egyptair B-767, vuelo 990, Océano Atlántico, 1999
  • American Airlines MD-80, vuelo 1420, Little Rock, Arkansas, 1999
  • Swissair MD-11, vuelo 111, Nueva Escocia, Canadá, 1998
  • Silk Air B-737, vuelo 185, Palembang, Indonesia, 1997
  • Korean Air Lines B-747, vuelo 801, Agana, Guam, 1997
  • Comair EMB-120RT, vuelo 3272, Monroe, Michigan, 1997
  • United Express BE-1900, vuelo 5925, Quincy, Illinois, 1996
  • TWA B-747, vuelo 800, costa de Long Island, New York, 1996
  • Fuerza Aérea CT-43 A (B-737, versión civil), Dubrovnik, Croacia, 1996
  • Birgenair B-757, vuelo 301, costas de la República Dominicana, 1996
  • ValuJet DC-9, vuelo 592, Everglades, Florida, 1996
  • Delta Airlines MD-88, vuelo 1288, Pensacola, Florida, 1996
  • American Airlines B-757, vuelo 965, cerca de Cali, Colombia, 1995
  • Tower Air B-747, vuelo 41, Jamaica, New York, 1995
  • American Eagle BA-3201, vuelo 3379, Raleigh, North Carolina, 1994
  • American Eagle ATR-72, vuelo 4184, Roselawn, Indiana, 1994
  • USAir B-737, vuelo 427, Aliquippa, Pennsylvania, 1994
  • USAir DC-9, vuelo 1016, Charlotte, North Carolina, 1994
  • Aeroflot A-310, vuelo 593, Siberia, Rusia, 1994
  • El Al B-747, vuelo de carga, Amsterdam, Holanda, 1992
  • USAir F-100, vuelo 405, Aeropuerto LaGuardia, New York, 1992
  • USAir B-737, vuelo 1473, Los Angeles, California, 1991
  • Northwest DC-9, vuelo 1482, Detroit, Michigan, 1990
  • Avianca B-707, vuelo 52, Cove Neck, Long Island, 1990
  • USAir B-737, vuelo 5050, Aeropuerto LaGuardia, New York, 1989
  • United Airlines, DC-10, vuelo 232, Sioux City, Iowa, 1989
  • UTA DC-10, vuelo 772, Desierto de Sahara, Niger, 1989
  • United Airlines B-747, vuelo 811, en las afueras de Hawaii, 1988
  • Pan American B-747, vuelo 103, Lockerbie, Escocia, 1988
  • Northwest Airlines DC-9, vuelo 255, Detroit, Michigan, 1987
  • Continental Airlines DC-9, vuelo 1713, Denver, Colorado, 1987
  • LOT Polish Airlines IL-62M, vuelo 5055, Varsovia, Polonia, 1987
  • PSA BAE-146, vuelo 1771, San Luís Obispo, California, 1987
  • Pan American B-747, vuelo 73, Karachi, Paquistán, 1986
  • TWA B-727, vuelo 840, Beirut, Libano, 1985
  • Arrow Air DC-8, vuelo fletado militar, Gander, Terranova, 1985
  • Delta Airlines L-1011, vuelo 191, Dallas/Ft. Worth, Texas, 1985
  • Eastern Airlines B-727, vuelo 980, La Paz, Bolivia, 1985
  • Korean Airlines B-747, vuelo 007, Mar del Japón, 1983
  • World Airways DC-10, vuelo 30, Boston, Massachusetts, 1982
  • Air Florida B-737, vuelo 90, Washington, DC, 1982
  • Spantax Airlines DC-10, vuelo 995, Málaga, Espana, 1982
  • LOT Polish Airlines IL-62M, vuelo 7, Varsovia, Polonia, 1980
  • American Airlines DC-10, vuelo 191, Chicago, Illinois, 1978
  • Pan American B-747, KLM B-747, Tenerife, Islas Canarias, 1977
  • Southern Airways DC-9, vuelo 242, New Hope, Georgia, 1977
  • Eastern Airlines B-727, vuelo 73, Queens, New York, 1975

El desastre del vuelo 800 de TWA

Kreindler & Kreindler LLP representa al mayor grupo de familias de pasajeros fallecidos en el desastre del vuelo 800 de TWA, ocurrido en julio del 1996, en las costas de Long Island, New York. Al principio, muchos pensaron que una bomba o un cohete había sido la causa del accidente. Sin embargo, basándonos en nuestra propia intensa investigación, que incluyó el cuidadoso examen de varios aviones 747 en el desierto californiano, la firma prontamente determinó que la causa más probable del accidente había sido un desperfecto mecánico que produjo una explosión en el tanque central de combustible. Armados con esta información, presentamos nuestra primera demanda en octubre del 1996 en contra de la aerolínea y el fabricante de la aeronave. Tres de los socios del bufete fueron designados por el tribunal para integrarse al Comité de Demandantes, y para presidirlo.

El desastre de Pan Am en Lockerbie

La firma representó al mayor número de familias de pasajeros fallecidos en la explosión ocurrida en diciembre de 1988, sobre Lockerbie, Escocia. El caso requirió una investigación en unos siete países. Tres de los socios de la firma desempe aron una función importante en la exhaustiva investigación internacional, y luego en el juicio, logrando una sentencia de incumplimiento doloso de los deberes en contra de la aerolínea. Dos de las primeras tres demandas interpuestas lograron sentencias sin precedentes al nivel mundial, en cuanto a reparación de da os. Argumentamos y vencimos las apelaciones de la aerolínea. Nuestro esfuerzo de siete a os resultó en la mayor recuperación total por un solo accidente en la historia de la aviación. La firma aún continúa presentando reclamaciones en representación de las familias, en contra del gobierno libio.

El desastre de Avianca

Representamos al mayor grupo de lesionados y de familiares de víctimas, en el caso de un avión que se quedó sin combustible, estrellándose en New York en el 1991. Frente a las perspectivas de una responsabilidad limitada de la aerolínea, formulamos una demanda por negligencia contra los controladores de tráfico aéreo de los Estados Unidos involucrados con el avión. Preparamos con todo cuidado una recreación videográfica del vuelo, haciendo énfasis en los errores de los controladores. Luego de una semana en los tribunales, el gobierno acordó una transacción que aseguró la recuperación total de los da os pretendida por los demandantes, aún de aquellos que no pudieron mantener sus demandas en contra de la aerolínea, en los Estados Unidos.

El desastre de Korean Airlines

Cuando un 747 de Korean Air Lines fue derribado por un caza soviético en 1983, muchos creyeron que no había forma de demostrar que la aerolínea había tenido una "conducta dolosa", algo necesario para la recuperación integral de los da os. Dos de los abogados del bufete fueron nombrados para formar parte del Comité que juzgó el caso. Meticulosamente detallamos la serie de errores cometidos por los pilotos durante el vuelo, ganando un fallo de conducta dolosa en contra de la aerolínea, y exitosamente supimos defenderlo durante la apelación.

Acidentes de la aviación general

El mismo duro esfuerzo y los resultados por los que Kreindler & Kreindler LLP es objeto de mucha atención en los juicios relacionados con grandes desastres aéreos, se repiten en los casos relacionados con la aviación general. Hemos ganado numerosas demandas contra fabricantes de peque os aviones, helicópteros y piezas.

Fallo del motor de un helicóptero Bell

El bufete representó a la familia del presidente de la mayor empresa de entretenimiento de los Estados Unidos, quien murió al estrellarse un helicóptero. La investigación oficial determinó que el operador del aparato fue el responsable, debido a que la nieve había tapado la entrada de aire del motor, mientras el helicóptero había estado aparcado. El operador, sin embargo, estaba amparado por un seguro limitado. Nuestra investigación reveló que el fabricante sabía que peque as cantidades de nieve en la entrada de aspiración podrían causar el fallo del motor. Construimos un modelo a escala de la entrada de aire y demostramos cómo el fabricante falló en ofrecer los medios para evitar la acumulación de nieve en el conducto y cómo el operador no tuvo los medios para verificar la presencia de nieve en el mismo y removerla. Nuestro trabajo culminó con una transacción cuantiosa de parte del fabricante.

Agotamiento del combustible en un Cessna

Representamos a la familia de un hombre de negocios que fue una de las víctimas del accidente de un avión Cessna. Los investigadores del gobierno encontraron que al avión se le agotó el combustible, y concluyeron que la culpa había sido del piloto. Sin embargo, el piloto era empleado del pasajero, y por lo tanto no podía ser demandado. Descubrimos evidencia, investigando una serie de accidentes provocados por el agotamiento del combustible, llevando a cabo pruebas exhaustivas. Demostramos cómo el piloto había sido enga ado debido a que el avión, en realidad, no tenía la cantidad de combustible se alada por el fabricante, en el manual del usuario. En el juicio, el jurado halló que el avión estaba defectuoso, y pudimos lograr una plena compensación a favor de la familia.

Fallo de una bomba de vacio

Representamos a las familias de víctimas en cinco accidentes diferentes. A pesar de que la causa de los mismos seguía siendo un misterio, nuestras pruebas e investigaciones apuntaron hacia una bomba defectuosa capaz de fallar súbitamente, sin preaviso alguno. Tuvimos éxito en lograr cuantiosas compensaciones del fabricante de la bomba. Los casos dieron lugar a un cambio en el dise o de los aparatos, para dar cabida a bombas de respaldo.

Desastres de la aviación militar

La firma es líder en el manejo de demandas relacionadas con accidentes de la aviación militar. Algunos de nuestros abogados son ex pilotos militares. Hemos opuesto exitosamente la defensa de los contratistas del gobierno en una serie de casos, y obtenido compensación apropiada en beneficio de nuestros clientes.

Fallo en la eyección del asiento del piloto

Representamos a la familia de un comandante del selecto grupo de los Thunderbirds de la Fuerza Aérea. Murió cuando se vio forzado a rercurrir a la eyección de su caza de combate, a baja altitud. Demostramos que el cierre de seguridad del asiento fue mal dise ado, y logramos una transacción favorable del fabricante, no obstante su defensa como contratista del gobierno.

Fallo en el eje del motor

Representamos a las familias de cinco soldados fallecidos en dos accidentes separados de helicópteros militares. Pudimos revertir exitosamente la sentencia del tribunal de primera instancia ganada por la defensa de un contratista del gobierno, demostrando que el mismo falló en descargar su responsabilidad de obtener la aprobación oficial de especificaciones razonablemente precisas para el eje del motor principal de los helicópteros.